Contrata ahora
900 11 11 40
¿Te llamamos?

¿Quieres que te llamemos GRATIS para más información acerca de nuestros servicios? Completa el siguiente formulario y procesaremos tu solicitud.

Consejos para comer sano en vacaciones

11/07/2022

SALUS Informa

Comunicaciones SALUS

¡Por fin llegó el verano! Toca relajarse y disfrutar de un merecido descanso: viajar, salir a celebrar con los amigos, comer en el chiringuito de la playa y tumbarse a dormir la siesta a la orilla del mar… Durante las vacaciones desconectamos y nuestra rutina cambia por completo, lo cual puede acabar afectando a nuestro estilo de vida, que se vuelve menos saludable. Si quieres evitar que eso ocurra y quieres comer sano durante las vacaciones, sigue estos sencillos consejos y verás que es más fácil de lo que parece.

 

Mete en tu bolsa snacks saludables

Durante las vacaciones pasamos más tiempo fuera de casa, en muchas ocasiones incluye desplazamientos largos. Es precisamente en estos en los que aprovechamos para comer chocolatinas, patatas fritas o alguna otra chuchería. Para evitar decantarnos por este tipo de opciones menos saludables es útil llevar en nuestra mochila o bolso un snack sano, como una pieza de fruta o unos frutos secos. Si necesitas un tentempié más saciante, prepárate unas barritas de cereales en casa, en Internet encontrarás un montón de recetas sencillas que además están buenísmas.

 

Bebe suficiente agua

Verano es sinónimo de cerveza fresca, granizados, refrescos… todo bien fresquito para ayudarnos a aplacar el calor. No es cuestión de que dejes de darte un gusto en este sentido, pero asegúrate de que bebes el litro y medio de agua recomendado para conservar la hidratación y elige las opciones menos saludables en momentos puntuales. Lleva siempre una botella de agua contigo para que te sea más fácil conseguirlo y si quieres darle un toque diferente, añádele limón, naranja o manzana: ¡te sorprenderá su sabor!

 

Haz 5 comidas diarias

Con el cambio de rutinas tendemos a saltarnos comidas, desayunamos muy tarde o hacemos merienda-cena. Aunque esto nos resulta más conveniente durante esta época en la que nos dejamos llevar por lo que nos pide el cuerpo más que por la hora que marca el reloj, debemos esforzarnos por hacer 5 comidas diarias. De esta manera será más difícil que picotees entre horas, especialmente cuando estos snacks son, como mencionamos antes, poco saludables.

 

Actívate

Lo sabemos, las vacaciones son para descansar y recargar las pilas. Pero eso no significa que tengamos que dejar de mantenernos activos por completo. Si estás en la playa o en la piscina, es más fácil activarse y además te refrescarás. Pero si el agua no te apasiona, muévete dando paseos por la ciudad o por la playa, disfrutando del buen tiempo y del ambiente festivo. Y en tus desplazamientos por la ciudad o mientras haces turismo, opta por caminar en lugar de utilizar el coche o el transporte público, siempre que sea posible. Eso sí, ¡recuerda evitar las horas de más calor a la hora de practicar cualquier tipo de deporte!

 

Date un capricho al día

Por último, no queremos dejar de recordarte que tener una alimentación saludable no significa renunciar a todo lo que te gusta. Estás de vacaciones: ¡disfruta y date caprichos! Lo importante es interiorizar un estilo de vida sano en el que sean excepciones, y que lo normal para nosotros sea comer bien.

 

En SALUS sabemos la importancia que tiene cuidar de nuestra salud todo el año, por eso hemos creado los seguros de salud a tu medida, con las coberturas que necesitas y el mejor cuadro médico a tu disposición. ¡Descúbrelos!