Contrata ahora
900 11 11 40
¿Te llamamos?

¿Quieres que te llamemos GRATIS para más información acerca de nuestros servicios? Completa el siguiente formulario y procesaremos tu solicitud.

¿Cuándo deben acudir los niños al dentista?

13/04/2022

SALUS Informa

Comunicaciones SALUS

Cuando se tienen hijos, especialmente en el caso de padres primerizos, se tienen muchas dudas que quizá en el pasado nunca llegamos a plantearnos. Una de ellas está relacionada con el dentista. Sabemos que los niños deben tener una buena salud bucodental, lavándose los dientes a diario y acudiendo regularmente a las revisiones dentales pero, ¿cuándo debemos llevarlos por primera vez? En nuestro post resolveremos las dudas más frecuentes sobre la Odontología Pediátrica.

 

¿Debemos esperar a que le hayan salido todos los dientes?

La lógica nos haría pensar que para ir al dentista debemos esperar a que nuestros hijos tengan dientes. Sin embargo, los especialistas recomiendan que se acuda a la primera revisión cuando el niño cumple un año o cuando aparezca la primera pieza dental, que puede ser alrededor de los 6 meses, dependiendo del desarrollo de cada uno. Siguiendo las recomendaciones de la Sociedad Española de Odontología Infantil (SEOI), es recomendable explorar la cavidad oral del pequeño desde su nacimiento para detectar posibles anomalías.

Además, también se recomienda acudir a revisiones periódicas una vez que le hayan salido las piezas de leche y, especialmente, cuando estas se hayan caído y el niño ya cuente con dentadura completa y permanente. Debemos tener en cuenta que, a pesar de lo que pueda pensarse, los niños menores de 4 años pueden sufrir caries, por lo que es importante hacer un seguimiento periódico, así como acudir a la consulta del odontólogo si aparecen dolores o molestias. En cualquier caso, es importante que se consulte con el odontólogo y no esperar a las revisiones, en aquellos casos en los que, debido a una caída o un golpe, el pequeño haya sufrido un traumatismo en la zona bucal.

Además de llevar al niño al dentista para asegurar su salud bucodental, es importante acudir desde temprana edad a este especialista para que los pequeños se acostumbren al entorno, al profesional y a los métodos y tratamientos que se realizan en la consulta. De esta manera, perderá el miedo y podrá acudir a sus citas con el dentista de manera natural y sin temor. Tengamos en cuenta que, si el niño siente miedo al dentista, lo más probable es que no diga que tiene molestias o dolores en los dientes. Por eso, es primordial que se rompa esa barrera desde el principio.

 

La importancia de la salud bucodental en los niños

En esta primera consulta, y en las posteriores revisiones periódicas, el niño y los padres reciben el asesoramiento del profesional. Este les explica cómo han de limpiarse los dientes del niño y qué hábitos alimenticios deben mantener para evitar que aparezcan caries. El cepillado debe realizarse 3 veces al día, después del desayuno, la comida y la cena, utilizando un cepillo de dientes adecuado para su edad. Es especialmente importante el que se realiza por la noche, ya que debe evitar que el niño ingiera alimentos o bebidas, exceptuando el agua. Los cepillos deben cambiarse cada 3 meses aproximadamente.

Las caries son uno de los principales problemas dentales en niños. Según la SEOI, el 31% de los niños españoles menores de 6 años tienen caries. Para prevenir que esto ocurra es imprescindible que los pequeños limiten el consumo de alimentos y bebidas con altos niveles de azúcar. Inculcar en los niños buenos hábitos alimenticios, además de ayudarles a tener una vida más saludable, les permitirá tener unos dientes más sanos y evitará el daño que podría suponer la pérdida de piezas dentales cuando sea adulto.



La prevención es clave en la salud de los niños, también en el caso de sus dientes. Con un cuidado adecuado y la supervisión de los profesionales pueden corregirse posibles problemas o prevenirse desde una edad temprana. En SALUS te ofrecemos el mejor seguro dental, desde 5’20€ al mes, para que tanto tú como tus hijos tengáis acceso a las mejores coberturas desde el primer día. ¿Hablamos?