Contrata ahora
900 11 11 40
¿Te llamamos?

¿Quieres que te llamemos GRATIS para más información acerca de nuestros servicios? Completa el siguiente formulario y procesaremos tu solicitud.

¿Qué diferencias hay entre psiquiatra y psicólogo?

09/05/2022

Bienestar

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, los problemas de salud mental serán la principal causa de discapacidad en el mundo en 2030. En la actualidad, siguiendo las cifras recopiladas por la Confederación de Salud Mental España, se calcula que 450 millones de personas se ven afectadas por este tipo de trastornos, y más de la mitad de ellas no recibe el tratamiento adecuado o ni siquiera recibe tratamiento alguno. 

A pesar de ser un ámbito de la salud que afecta a tantas personas en el mundo, hasta hace muy poco estaba estigmatizado. Muchos de los pacientes que sufrían trastornos tan comunes como ansiedad o depresión, se resistían a pedir ayuda de profesionales debido a la desinformación sobre el tema y a la imagen estereotipada que la sociedad había creado sobre los pacientes de Salud Mental. Sin embargo, poco a poco se ha ido avanzando en la normalización de este ámbito de la asistencia sanitaria y cada vez más personas se ponen en manos de profesionales.

Sin embargo, el hecho de que los trastornos de salud mental hayan sido un tabú durante tanto tiempo, ha permitido que aparezcan dudas tan elementales como: ¿qué diferencias hay entre psicólogos y psiquiatras? ¿Son el mismo tipo de profesional? ¿A cuál de ellos debo acudir? Si tú también te has hecho estas preguntas, sigue leyendo para entender por fin qué labor desempeñan estos dos tipos de profesionales.

 

La formación profesional

Los psicólogos son profesionales de la Salud Mental que se han formado y han obtenido un título en Psicología. En nuestro país, los psicólogos pueden trabajar en diferentes ámbitos, como el área de Recursos Humanos de una empresa, pero para ejercer su labor profesional en consulta, deben contar además con formación en Psicología Clínica.

Los psiquiatras, en cambio, deben formarse en Medicina. Una vez terminada la carrera y aprobado el examen como médico residente, deben especializarse en Psiquiatría durante 4 años más. Por lo tanto, este tipo de profesionales debe contar con una formación mínima de 11 años, si sumamos los diferentes títulos que ha de conseguir.

 

Las patologías que tratan

Otra de las diferencias principales entre psicólogos y psiquiatras son las patologías que trata cada uno de ellos. Aunque ambos abordan trastornos mentales, en el caso de los psicólogos suelen estar relacionados con el comportamiento humano, las conductas, pensamientos y emociones que, de alguna manera, el paciente debe corregir o desarrollar. Los trastornos más comunes de este tipo están relacionados con la ansiedad y la depresión, considerados leves y que en muchos de los casos tienen un componente situacional.

Los psiquiatras tratan problemas de salud mental graves cuyas causas son intrínsecas al paciente, relacionados con la bioquímica del cerebro y que, por tanto, no pueden corregirse solamente con cambios en los hábitos y las conductas del individuo, si no que requieren la prescripción de fármacos. Algunos ejemplos son la esquizofrenia, el trastorno bipolar o ciertos trastornos alimenticios.

 

El enfoque del tratamiento

Las diferencias entre el tratamiento de un psicólogo y el de un psiquiatra están relacionadas con las patologías que tratan. Por un lado, desde el prisma de la psicología clínica se trata ofrecer al paciente herramientas y técnicas que le ayuden modificar y ajustar las emociones, los pensamientos y las conductas utilizando para ello la terapia, es decir, la palabra. Se busca, principalmente, las causas que han provocado la aparición del trastorno para poder dotar a esa persona de las herramientas con las que hacerles frente y conseguir así una vida más funcional y equilibrada.

Mientras que el psicólogo, como hemos mencionado, analiza factores externos como sus circunstancias vitales, su entorno social o sus vivencias pasadas, el psiquiatra se centra en el análisis y el diagnóstico de las causas biológicas, es decir, internas del paciente, que hayan podido provocar la aparición del trastorno mental. Por ello, el tratamiento estará basado en la prescripción de fármacos que permitan reajustar la bioquímica del paciente. Pero no solo hacen eso, los psiquiatras también utilizan psicoterapia para intentar resolver ciertos conflictos que pueden estar afectando y agravando la patología del paciente. 



Entonces, ¿a cuál de ellos debes acudir? Para saber qué profesional es el más adecuado para tu caso, lo primero que debes hacer es ponerte en contacto con tu médico. Él podrá evaluar tu caso y derivarte al especialista adecuado. Debemos tener en cuenta que en muchos casos el tratamiento requiere la intervención de ambos, ya que no son excluyentes. En SALUS contamos con las especialidades que más valoras para ayudarte a conseguir la ayuda que necesitas. ¿Hablamos?