Contrata ahora
900 11 11 40
¿Te llamamos?

¿Quieres que te llamemos GRATIS para más información acerca de nuestros servicios? Completa el siguiente formulario y procesaremos tu solicitud.

El TDAH en niños: ¿cómo se diagnostica y cuál es su tratamiento?

17/01/2022

SALUS Informa

Comunicaciones SALUS

Según las cifras disponibles, el TDAH o Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad es muy común en niños: entre el 5% y el 20% de la población infantil mundial lo padece. Lo cual supone que la sufren casi 6 millones y medio de niños en todo el mundo. Aunque la realidad es que es muy difícil obtener datos rigurosos porque muchos de los casos nunca llegan a ser diagnosticados. Se trata de una afección que puede afectar a los pequeños en la escuela, con sus compañeros y su rendimiento escolar, con sus amigos e incluso en el núcleo familiar, de ahí la importancia de que se diagnostique y se trate adecuadamente.

 

¿Qué es el TDAH y qué lo causa?

En la actualidad, la ciencia sigue estudiando cuáles son las causas que provocan que un niño padezca TDAH ya que aún no han podido establecerse claramente. La genética parece tener un papel de peso y otros posibles factores que barajan son las lesiones cerebrales que el bebé o el niño hayan sufrido, el hecho de que la madre consumiera alcohol y/o tabaco durante la gestación o que se haya tratado de un bebé prematuro.

Los síntomas de TDAH en niños pueden pasar desapercibidos al principio. En mayor o menor medida, la gran mayoría de los pequeños son inquietos y tienen problemas para prestar atención o seguir instrucciones, y de vez en cuando se portan mal. Sin embargo, en el caso de los niños con Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad, estos signos no se calman a medida que crecen, si no que en algunos casos, se acentúan. 

Los niños con TDAH suelen tener problemas para concentrarse y tienden a soñar despiertos debido a la falta de atención que caracteriza este trastorno. Les cuesta mantenerse centrados en una tarea y seguir instrucciones, ya que pierden la atención y les cuesta acabar lo que empiezan. Esto les lleva a cometer errores con frecuencia, haciendo que parezcan olvidadizos y distraídos.

Uno de los signos más evidentes en el TDAH en niños es la hiperactividad, que los hace ser un torbellino de actividad. Los niños suelen hablar mucho y parecen incansables, les cuesta estarse quietos y, al tener problemas para concentrarse, es difícil que realicen una actividad como, por ejemplo, sentarse a ver la televisión o incluso esperar su turno en una cola.

Por último, son impulsivos. Este signo es quizá el que más puede afectar a las relaciones sociales y escolares del niño con TDAH, ya que frecuentemente hacen cosas sin pensarlas antes, interrumpen actividades o diálogos de otras personas, no piden permiso y realizan cosas arriesgadas o cogen cosas de otros sin pedir permiso. 

 

¿Cómo se diagnostica el TDAH en niños?

El TDAH en niños suele presentarse combinado con otros trastornos de conducta y afectivos, presentando además problemas para el aprendizaje. Por eso es importante que se acuda a profesionales que realicen los exámenes pertinentes que ayuden a diagnosticar adecuadamente las afecciones que puede estar padeciendo el pequeño.

Lo primero que ha de hacerse es compartir con un especialista las dudas, de forma que se pueda determinar que los síntomas corresponden al Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad o puede tratarse de otra cosa. Puede ser un psicólogo infantil o el pediatra de atención primaria del niño. Antes de hacerlo, y para hacerse una idea más completa, es recomendable hablar con los profesores de forma que se pueda corroborar que no se trata solo de un comportamiento que se dé en el hogar. También podemos hacer lo mismo con otras personas que vean al niño de manera recurrente, como los abuelos o cuidadores, e incluso prestar atención cuando está interactuando con otros niños.

Una vez que el profesional médico haya corroborado que puede tratarse de TDAH, realizarán al niño una serie de pruebas médicas, entre las se incluyen visuales y auditivas, para descartar que la conducta del pequeño se deba a problemas físicos. Después, siguiendo las pautas de manuales diagnóstico estandarizados, se podrá determinar si, en efecto, se cumplen los criterios para afirmar que se trata de Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad.

 

¿Cuál es el tratamiento del TDAH en niños?

No hay un tratamiento único para tratar el TDAH. Dependiendo de cada caso se marcará un tratamiento u otro aunque, de forma general podemos decir que consiste en una combinación de terapia conductual, medicamentos y apoyo escolar. Hay que mencionar que este trastorno no se cura, se trata para que el niño pueda paliar los síntomas asociados, como la falta de atención o los problemas de comportamiento. Es muy importante que, tanto los padres com los profesores, ayuden al pequeño a gestionar sus emociones y a controlar su atención y su comportamiento, de forma que, a medida que vaya creciendo, pueda mejorarlos.


En SALUS te ofrecemos el mejor seguro médico de España con las coberturas que necesitas para cuidar de ti y de los tuyos. Tendrás a tu disposición un cuadro médico de excelencia para guiarte y ofrecerte el tratamiento que necesitas. ¿Aún no eres socio? Ponte en contacto con nosotros y resolveremos todas tus dudas.