Contrata ahora
900 11 11 40
¿Te llamamos?

¿Quieres que te llamemos GRATIS para más información acerca de nuestros servicios? Completa el siguiente formulario y procesaremos tu solicitud.

Glóbulos blancos bajos: ¡Refuerza tu sistema inmune!

01/08/2022

SALUS Informa

Comunicaciones SALUS

como-reforzar-sistema-inmune

 

Con la irrupción en nuestras vidas del coronavirus, entendimos mejor que nunca la importancia de tener un sistema inmune fuerte que sea capaz de protegernos de los agentes externos que atacan nuestra salud y nos hacen enfermar. 

Nuestro organismo cuenta con un sistema de defensa extremadamente organizado y complejo, sin el cual no podríamos hacer frente a enfermedades, virus y bacterias. Es importante asegurarnos de que funciona correctamente y podemos, además, tomar ciertos alimentos y adoptar hábitos saludables para ayudarle a cumplir su función de manera más efectiva. En nuestro post damos las claves para entender cómo funciona y cómo reforzar el sistema inmune.

 

Cómo funciona el sistema inmune

El sistema inmune, también llamado inmunológico o inmunitario, está formado por una compleja red de tejidos, células, órganos y proteínas que trabajan en equipo para detectar los agentes patógenos que atacan a nuestro organismo. El sistema de vigilancia inmunitaria tiene la capacidad de reconocer millones de microorganismos y saber cuáles de ellos son ajenos a nosotros y suponen una amenaza para nuestra salud.

Ante esta alarma, el sistema inmune responde de dos maneras diferentes:

  • De manera innata e inmediata, combatiendo la infección producida por los agentes patógenos a través del desplazamiento de los glóbulos blancos hasta el lugar en el que se encuentra el microorganismo infeccioso. Esto se conoce como inflamación.

  • A través de una respuesta adaptativa, que el organismo adquiere cuando se enfrenta a un patógeno específico y “recuerda” cómo ha de combatirlo y destruirlo. Este es el mecanismo por el que funcionan las vacunas.

 

Qué son los glóbulos blancos y por qué son importantes

Los glóbulos blancos o leucocitos son uno de los elementos más importantes del sistema inmune. Estas células defensoras forman parte de nuestro organismo, están en la sangre y se producen en la médula ósea. Se almacenan en diferentes partes del cuerpo, principalmente los nódulos linfáticos, y permanecen a la espera hasta que se detecta un agente patógeno. Entonces, se desplazan hasta el lugar en el que la amenaza se encuentra y luchan contra ella hasta destruirla.

Como solo viven en torno a 2 días, nuestro cuerpo tiene que producirlos constantemente y es muy importante asegurarnos de que lo hace, ya que de ello depende que sean capaces de vencer las enfermedades e infecciones que podrían atacarnos. Si tenemos los glóbulos blancos bajos en sangre, podemos ayudar a su producción a través de diferentes alimentos e incorporando ciertos hábitos saludables. 

Consejos-para-reforzar-sistema-inmune

 

Alimentos para subir los glóbulos blancos

Para aumentar los glóbulos blancos en sangre es crucial cuidar nuestra alimentación, ya que es a través de los nutrientes que ingerimos como logramos mantener nuestro organismo sano y funcionando de manera óptima. Algunos de los más beneficiosos son:

  • Champiñones: Contienen selenio y son una fuente rica en vitaminas del tipo B, ambos beneficiosos para mejorar la función inmune.

  • Críticos: El limón, la naranja o los arándanos contienen vitamina C, que estimula la producción de glóbulos blancos.

  • Carne blanca: Tienen un alto contenido en vitamina B6, que es crucial para la producción de glóbulos sanos y reforzar las defensas de nuestro sistema inmune.

  • Pescados grasos: El salmón o el atún son ricos en Omega-3, un tipo de grasa poliinsaturada que tiene un fuerte poder antioxidante.

  • Ostras: Son una potente fuente de zinc y selenio, ambos elementos clave para la defensa de nuestro organismo.

 

Consejos para reforzar las defensas de forma natural

Existen ciertos hábitos que te ayudarán, no solo a reforzar las defensas de forma natural, si no que conseguirán que tengas un estilo de vida más saludable:

  • Duerme al menos 7 horas al día: Dale a tu cuerpo el descanso suficiente para que pueda fortalecer su inmunidad natural.

  • Bebe al menos 1 litro de agua diario: Mantener la hidratación adecuada es importante para que el cuerpo pueda funcionar correctamente.

  • Reduce el estrés: Uno de los factores que influye más negativamente en el sistema inmune es el estrés, por lo que intenta controlarlo haciendo meditación o ejercicios de respiración.

  • Ejercítate a diario: No tiene por qué tratarse de entrenamientos intensos, basta con que pongas atención a tu rutina y evites el sedentarismo.


Como has podido descubrir, es muy importante prestar atención a nuestro sistema inmune si queremos estar sanos para combatir a todos los agentes externos a los que el organismo se enfrenta cada día Si, además, quieres tener a tu disposición al mejor cuadro médico y las especialidades que más valoras, en Salus tenemos el seguro de salud a tu medida.